Descender

Un cómic de Jeff Lemire y Dustin Nguyen

Ilustración
|
Publicado el
25/10/2016
por
Nicolás Fernández
y

Hace un tiempo decidí volver a leer cómics. Luego de algunos años alejado de este mundo, creí que era momento de volver. No quería leer los típicos cómics de superhéroes los cuales tienen muchas historias ya contadas, conexiones por todas partes, un universo que no para de crecer y de hacer auto referencias de sí mismos. Lo mío va más ligado a las historias cerradas, similares a una película o serie de televisión, en donde el fin es el fin (si no contamos los incontables reboot y spin off que se crean hoy en día). También tenía el deseo de leer ciencia ficción e historias más cercanas a mi etapa en la vida de joven adulto (bueno… más adulto que joven). Fue en esta búsqueda que me tope con Image Comics, una editorial en la que las historia con sello propio están a la orden del día y además tienen muchas de ciencia ficción. De esta editorial nació la ya famosa serie The Walking Dead y tienen una multitud de otros cómics que están dejando su huella.

Dentro de la gran lista de cómics que edita Image encontré "Descender", un cómic de ciencia ficción que llama la atención desde el primer momento con su estilo gráfico tan singular para una obra de este tipo. El dibujo cae entre el borrador y versión final, en donde muchas veces se ve el lápiz grafito dejando su marca, con trazos que tienden a evocar una figura más que a dibujarla perfectamente. Esto, más el uso de las acuarelas para colorear cada viñeta dan un resultado increíble, tanto por el uso del blanco y el dinamismo, como por el contraste de un material análogo de excelencia recreando la más alta tecnología.

Descender

En este mundo los robots, aliens y naves espaciales están a la orden del día y el universo que han creado Jeff Lemerie -guionista- y Dustin Nguyen -ilustrador- es tan único como fascinante. La historia comienza con la aparición de un robot gigante en el espacio, a las afueras de un planeta en el cual habitan diversas razas con humanos incluidos. Todos entran en estado de alerta porque no saben qué es este tremendo gigante de metal, ni qué es lo que ha venido a hacer, pues tan sólo se mantiene inmóvil flotando en el espacio. Es allí cuando aparece el primer protagonista, un científico que parece ser destacado en la robótica, el cual es llevado a la sala de comando para que asista en esta situación aunque no tiene mucho tiempo para intervenir, pues el robot gigante abre fuego contra el planeta generando el caos y destrucción. Este no es el único ataque por parte de estos seres, pues una multitud de robots gigantes aparecieron en planetas a lo largo de la galaxia, atacando sin mayor aviso. Esto traerá grandes consecuencias en el universo y es tan solo el escenario que da pie al inicio de la historia, siendo nada más que las primeras páginas del cómic. Pero la historia no trata solo de esta crisis intergaláctica, el personaje principal es un robot llamado Tim, diseñado a la imagen de un niño con la función de hacer de niñero y amigo de quien lo compre. Él tiene alguna relación con el suceso, la que no queda deliberadamente clara pues es parte del misterio de la historia, pero más allá de eso, la trama gira entorno a él y su deseo de encontrar a su dueño/amigo, y el cómo mantiene una relación afectiva con quienes lo compraron, presentándose esa dualidad entre ser una máquina y tener sentimientos propios de un humano. El recorrido para encontrarse a sí mismo, se desarrolla en un marco épico y distópico con mercenarios, crisis políticas, un creciente odio hacia los robots y otra parte del universo que los apoya.

Los personajes de este cómic están cargados de identidad: únicos, carismáticos y entrañables. Es fantástico como esta dupla creativa logra dar vida a personajes tan dispares como lo son un pequeño robot mascota, un alien azul con pelo rojo, o un científico llevado a la desgracia. Todos tienen su valor en la historia y ninguno se siente innecesario, además de que sus tramas secundarias son igual de interesantes que el relato principal que protagoniza Tim.

Es tanto el revuelo que está dejando este cómic que ya fue comprado por Sony Entertainment para realizar posteriormente una película, esto antes de que saliera el cómic a la venta.

Descender es una obra potente, única en muchos aspectos, y con un estilo propio que bebe de muchas fuentes para crear un mundo propio. Todos estos condimentos la han hecho merecedora de muchos seguidores y una crítica que se ha rendido a sus pies.

Para finalizar quiero hacer una pequeña recomendación en relación a cómo leer este cómic. Creo que lo mejor es leer los volúmenes recopilatorios, no solo porque creo que difícil que un cómic logre generar un impacto o se deje entender en el primer número suelto, sino más bien porque de seguro tendrás ganas de más luego de pasar las primeras páginas; es de esos cómics que tan solo comenzar a leerlo te sumerge en su universo para atraparte y no dejarte ir más. Descender ya va en el segundo volumen publicado, el primero contiene los capítulos del 1 al 6 y el segundo del 7 al 11. Se han publicado 15 números sueltos y el tercer volumen sale a la venta en estados unidos el 14 de Diciembre. Lamentablemente este cómic no lo he visto en español, pero nada pierden si lo compran en inglés por medio de Amazon, incluso si no entienden inglés, únicamente por el arte ya vale la pena el dinero invertido.